Saltar al contenido
Portada » Ejercicios » Abdominales » Elevaciones de rodillas en máquina para los músculos abdominales laterales

Elevaciones de rodillas en máquina para los músculos abdominales laterales

    Elevaciones de rodillas en la máquina para los músculos abdominales laterales

    La elevación de rodilla en máquina para los músculos abdominales laterales es otra variación en la que ahora la atención se centra en los músculos abdominales laterales. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la posición del cuerpo y la ejecución de movimientos.

    Posición del cuerpo

    Para realizar las elevaciones de rodillas en la máquina, debes seguir estos pasos:

    • Colócate en la máquina de elevación de rodillas con la espalda y los antebrazos apoyados en las almohadillas correspondientes y agarras firmemente las asas con las manos. Tu espalda está erguida y cerca del cojín.
    • Asegúrate de que tus hombros estén alineados con las manos y que tus pies estén suspendidos del suelo.
    • La vista también se dirige hacia adelante. Ahora también debes doblar las piernas de modo que la parte superior e inferior tiendan a formar un ángulo recto. 

    Ejecución de movimientos

    Al hacer elevaciones de rodillas en la máquina de oblicuos, comienza el ejercicio girando ligeramente las piernas en una dirección. Los muslos permanecen paralelos al suelo. Puedes elegir un ángulo de aproximadamente 30-45 grados. Luego pasas al otro lado. Dependiendo de tus preferencias, puedes quedarte brevemente en el medio o entrenar al otro lado directamente. Mantén la contracción durante un segundo y luego baja las piernas de manera controlada hasta la posición inicial.

    Músculos estresados

    Este ejercicio se centra principalmente en los músculos abdominales laterales (oblicuos externos e internos). También trabaja los músculos del recto abdominal y los flexores de la cadera.

    Errores comunes

    • Movimiento rápido: El movimiento debe ser controlado para maximizar la contracción muscular y minimizar el riesgo de lesiones.
    • No mantener la espalda recta: Esto puede causar tensión en la espalda baja.
    • No contraer los abdominales: Para obtener los mejores resultados, es importante contraer los abdominales durante todo el movimiento.

    ¿Cuáles son los beneficios de las elevaciones de rodillas?

    Las elevaciones de rodillas son un ejercicio muy beneficioso para la salud y el acondicionamiento físico. Aquí te dejo algunos de sus beneficios:

    1. Quema de calorías: Las elevaciones de rodillas son un ejercicio aeróbico que puede ayudarte a quemar calorías.
    2. Fortalecimiento de los músculos abdominales: Este ejercicio se centra principalmente en los músculos abdominales, incluyendo los oblicuos externos e internos.
    3. Mejora de la flexibilidad y la resistencia: Las elevaciones de rodillas pueden ayudar a mejorar la flexibilidad y la resistencia, y también pueden extender el ritmo de carrera.
    4. Fortalecimiento de los músculos de la cadera: Este ejercicio también ayuda a fortalecer los músculos de la cadera.
    5. Aumento de la estabilidad física: Las elevaciones de rodillas pueden agregar estabilidad física.

    ¿Cuál es la mejor manera de incorporar las elevaciones de rodillas en mi rutina?

    Incorporar las elevaciones de rodillas en tu rutina de ejercicios puede ser bastante sencillo y efectivo. Aquí te dejo algunas sugerencias:

    1. Como calentamiento o enfriamiento: Las elevaciones de rodillas son una excelente manera de calentar los músculos antes de un entrenamiento más intenso o de enfriar después de uno.
    2. Como ejercicio principal: Puedes usar las elevaciones de rodillas como un ejercicio principal en tu rutina, especialmente en días centrados en el entrenamiento del core o del tren inferior.
    3. En combinación con otros ejercicios: Puedes combinar las elevaciones de rodillas con otros ejercicios para un entrenamiento más completo. Por ejemplo, podrías hacer un circuito de entrenamiento que incluya elevaciones de rodillas, sentadillas, estocadas y planchas.
    4. Incrementa la intensidad gradualmente: Comienza con un número bajo de repeticiones y aumenta gradualmente a medida que tu fuerza y resistencia mejoren.
    5. Realiza variantes del ejercicio: Para evitar que tu cuerpo se acostumbre a un movimiento específico (lo que puede llevar a una meseta en tu progreso), intenta realizar variantes de las elevaciones de rodillas.

    Recuerda siempre escuchar a tu cuerpo y modificar o detener el ejercicio si sientes dolor. Además, es una buena idea consultar a un profesional del fitness para asegurarte de que estás realizando el ejercicio correctamente y para obtener recomendaciones personalizadas basadas en tus objetivos de fitness. 

    Variantes alternativas

    Si no tienes acceso a una máquina de elevación de rodillas o quieres variar tu rutina, aquí tienes algunas alternativas:

    • Elevaciones de rodillas colgantes: Este ejercicio se realiza de la misma manera, pero colgando de una barra de dominadas.
    • Elevaciones de rodillas en el suelo: Si eres principiante, puedes empezar con elevaciones de rodillas en el suelo.
    • Elevaciones de piernas: Para un desafío adicional, intenta hacer elevaciones de piernas en lugar de elevaciones de rodillas.