Saltar al contenido
Portada » Entrenamiento » Recuperación activa: un dia libre después del entrenamiento

Recuperación activa: un dia libre después del entrenamiento

    chica-haciendo-un-descnaso-despues-del-entrenamiento

    En pocas palabras, la recuperación activa es cuando te tomas un día libre del entrenamiento pero aún te mueves ligeramente: el término medio saludable entre estar acostado en el sofá todo el día y sobreentrenarse.

    Después de una sesión de entrenamiento intensivo el día anterior, podrías decirte a ti mismo: «Hoy no me muevo ni un centímetro, ¡me lo merezco! Y luego pasar ocho horas viendo Netflix. 

    Pero lo que tu cuerpo realmente merece es ejercicio. Para eso fue creado.

    El descanso sin ejercicio (descanso pasivo) es necesario cuando te siente completamente agotado o cuando tu médico te ha aconsejado que limites el ejercicio.

    De lo contrario, deberías siempre , elegir el descanso activo 

    POR QUÉ EL DESCANSO ACTIVO ES MEJOR

    1 – Ayuda contra los dolores musculares

    Levantar pesas o un entrenamiento intenso provocaría desgarros musculares. Y si no le das a tus músculos la oportunidad de recuperarse por completo, tu resistencia puede disminuir.

    Las actividades de menor intensidad incluyen yoga, caminatas, trotar tranquilamente o nadar tranquilamente. Todos estos tipos de ejercicio aumentan el flujo de sangre por todo el cuerpo, lo que proporciona a los músculos nutrientes (desde aminoácidos hasta oxígeno) para que puedan repararse a sí mismos con mayor eficacia.

    2- Te ayuda a progresar

    Como se mencionó anteriormente, toda la sangre que llega a los músculos no es solo para repararlos. Para progresar, debes crear las condiciones adecuadas para que tus músculos se recuperen por completo. La recuperación activa le da un descanso a tus músculos mientras mantiene tu fuerza y flexibilidad: esa es la combinación mágica.

    3 – Te mantiene en marcha

    Descansar durante horas en un día de descanso puede dejarnos malhumorados, incómodos y rígidos. Esto no solo tiene un efecto negativo en la motivación, sino que incluso puede ralentizar tu progreso. Mantenerse flexible no solo lte ayuda a sentirse mejor mentalmente, al darle un descanso del entrenamiento físico intenso, sino que también hace que sea más fácil volver a tu rutina de ejercicios normal cuando estés listo.

    4 – Puede reducir el riesgo de lesiones

    Los rodillos de espuma son tus mejores amigos. Usa el descanso activo para trabajar los músculos agotados con rodillos de espuma para prevenir lesiones musculares inducidas por el ejercicio. Esto es especialmente importante para los corredores que a menudo sufren de calambres en las piernas. Como regla general, no te excedas; a la larga, solo ralentizarás tu progreso.

    5 – Es una excelente manera de mejorar otras habilidades físicas también

    Es normal aburrirse de tu rutina de ejercicios en algún momento. El descanso activo es una excelente manera de hacer algo completamente diferente. Si normalmente haces entrenamiento de fuerza, prueba una carrera relajada o si eres un corredor, prueba el yoga. Si simplemente estás haciendo una versión más ligera de tus ejercicios y movimientos habituales, tu cuerpo y tu mente no se beneficiarán de otros tipos de ejercicio que pueden complementar tu deporte favorito.

    Asegúrate de tener en cuenta:

    Siempre escucha a tu cuerpo y confía en lo que te dice. Si necesitas un día entero con los pies en alto y el trasero en el sofá, está bien. También se necesitan días de descanso completamente pasivos para reponer las reservas de nutrientes.